C/ Escosura 3, Local 2 28015, Madrid

+34 91 456 06 93

C/ Escosura 3, Local 2

POI Madrid

Plataforma de Organizaciones de la Infancia

EFE.com: «Niños, niñas y adolescentes, pantallas, poca educación y estigma de culpa: la violencia sexual más sumergida»

Publicado por Comunicación POIM en

Compartir:

Imagen sacada de Agencia EFE.

Las fuerzas de seguridad han alertado sobre el preocupante aumento de los abusos sexuales a niños, niñas y adolescentes en internet, impulsados por la hiperconectividad de éstos y su escasa educación digital y sexual. La vergüenza y la culpa de haber sido víctimas de engaños y chantajes con imágenes íntimas perpetúan un ciclo vicioso que oculta la verdadera magnitud de estos ciberdelitos. Así lo han informado desde EFE.com en esta noticia.

Recientemente, el Gobierno aprobó el anteproyecto de ley de protección del menor en entornos digitales. Esta iniciativa, aún en fase de consulta pública, busca crear una orden de alejamiento virtual para quienes cometan delitos contra niños, niñas y adolescentes y penalizar la difusión de contenido sexual o vejatorio generado con inteligencia artificial.

En el seminario «Ciberseguridad y Delitos Sexuales» en la Universidad Complutense de Madrid, agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil expusieron la gravedad del grooming y otras prácticas que buscan obtener material sexual de niños, niñas y adolescentes a través de internet. Según datos del Ministerio del Interior, el año pasado se registraron 2.197 ciberdelitos contra niños, niñas y adolescentes en España.

La educación es vista como la herramienta más poderosa para prevenir estos delitos. Agentes especializados enfatizan la importancia de enseñar a niños, niñas y adolescentes sobre los riesgos de sus conductas en línea y promover una buena salud digital. Programas como Ciberexperto y el plan director para la convivencia en centros educativos buscan concienciar y prevenir todo esto.

La resistencia a denunciar sigue siendo una barrera significativa. Las fuerzas de seguridad subrayan la necesidad de eliminar la culpa y la vergüenza que sienten las víctimas y fomentar un entorno de confianza y apoyo, tanto en casa como en la escuela, para que los niños, niñas y adolescentes sientan seguridad al denunciar estos delitos.

Compartir:
Categorías: Noticias generales