+34 91 456 06 93

C/ Escosura 3, Local 2 28015, Madrid

+34 91 456 06 93

C/ Escosura 3, Local 2

Plataforma de Organizaciones de la Infancia

Compartir:

 

Recuperamos el trabajo de un grupo de expertos, que advertía esta primavera de que el aumento de las desigualdades económicas en el mundo provocaba disparidades en la salud de los niños y adolescentes, lo que pone en riego los objetivos marcados para reducir la mortalidad infantil en 2030.

Durante 2019 se registraron 8,6 millones de fallecimientos de menores de 20 años  según exponía un conjunto de estudios publicado este miércoles en The Lancet.

Los autores subrayaban en esos estudios que la calidad de vida de este grupo de edad depende en gran medida de su situación socioeconómica, pues aquellos que sufren pobreza temprana tienen el doble de posibilidades de tener mala salud más adelante que los más ricos.

Además, la pandemia de coronavirus ha acentuado las desigualdades y amenaza con revertir los logros alcanzados en los últimos años para mejorar la salud de madres, niños y adolescentes, tal y como prevén los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Expertos señalaban que estos estudios recogidos por The Lancet aportan “abundante evidencia científica” para promover “una agenda holística” entre este amplio grupo, ofreciendo “apoyo social y sanitario integral desde antes de la concepción hasta los 20 años“, según recogía la Agencia EFE.

En este sentido, pedían a los “líderes globales” que sustituyan “los enfoques actuales“, pues, a menudo, están “fragmentados por grupos de edades o condiciones de salud específicas“.

Los desafíos que afrontamos para responder a las necesidades de los menores y familias durante la pandemia de covid-19 deben servir como una llamada de atención para la comunidad global, pues subrayan la urgente necesidad de transformar la agenda de salud de niños y adolescentes a escala global”, explicaba en un comunicado el coordinador de este trabajo, Zulfiqar Bhutta.

Los expertos recuerdan que la probabilidad de mortalidad en los primeros cinco años de vida es un indicador ampliamente usado para medir el capital humano y el progreso efectuado por un país, pero precisan que éste solo ofrece una visión limitada sobre la salud y desarrollo de los menores.

Compartir:

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *